lunes, 9 de octubre de 2017

Simposio Impacto de la actividad física en el proceso de envejecimiento activo y saludable

Este 11 de octubre de 2017 se inaugura en el Salón Presidente en el Instituto Distirtal de Recreación y Deporte (IDRD) en Bogotá, el Simposio Internacional "Impacto de la educación física, deporte y recreación en el proceso de envejecimiento activo y saludable”.

Este es un evento de interés nacional e internacional, por su contenido, que se enmarca en la política nacional de envejecimiento y vejez 2007-2019 de Colombia, la cual es liderada por el Ministerio de Salud, por el Departamento Administrativo del Deporte, la Recreacion, la Actividad Fisica y el Aprovechamiento del Tiempo Libre (Coldeportes) y sus políticas del deporte, recreación y tiempo Libre, y por los programas de atención y protección social desarrolladas por el Ministerio del Trabajo y la Secretaria de Integración Social del Distrito.

La participación de las universidades del país en el área de la Educación Física, Deporte, Recreación, Actividad Física y salud, constituye un espacio de socialización de experiencias de investigación y motivación que valoran la capacidad funcional de las personas mayores.

Las tendencias del proceso de envejecimiento activo y saludable postuladas por la Organización Mundial de Salud (OMS), serán analizados por expertos de España y Francia así, como por la Asociación Colombiana de Geriatría y Gerontología. Estas tendencias constituyen una innovación para reforzar las políticas de envejecimiento y vejez, con proyección de una mejor calidad y estilo de vida para el presente y futuro de las generaciones de nuestro país.

Para conocer detalle de la participación es necesario diligenciar el siguiente formulario https://goo.gl/forms/LtlOmZir67ztJKYh2

lunes, 17 de julio de 2017

Santa Fe no puede estar por encima de la Ley

EL TIEMPO, edición impresa.
17 de julio de 2017, página 5 sección Debes Saber.

Los hichas de Santa Fe reclamamos al Campeón estar a la altura de su posición de liderazgo en el fútbol colombiano. Que jugadores que portan la camiseta del equipo estén involucrados en un presunto abuso sexual a una mujer y que el bus del equipo transgreda las normas de tránsito son hechos que merecen ser explicados.

La Fiscalía General de la Nación debe investigar el presunto, hasta el momento, caso de abuso sexual a una mujer por parte de jugadores del equipo que celebraban el título de la Super Liga el pasado 1 de febrero de 2017 (Ver noticia de El Espectador - jul 14 2017).

Contrario al Comunicado de prensa emitido por el Presidente del equipo, César Pastrana, quien desliga los actos de sus jugadores fuera de la cancha de las actividades empresariales y deportivas del Club (Ver comunicado de prensa - jul 14 2017), es evidente que caben responsabilidades a la dirigencia del equipo por los hechos presentados. Así sea indirecta.

La ausencia de códigos de conducta en sus jugadores, investigaciones internas y sanciones por comportamiento fuera de la ética profesional (los jugadores son figuras públicas que se deben a sus hinchas y a los más de 3.000 niños, niñas y jóvenes que conforman las Escuelas Deportivas de Santa Fe), podrían ser medidas a tomar en lugar de zafarse de la situación diciendo que las acciones son personales y las responsabilidades también.

Ya quisiera contar Santa Fe con una Junta Directiva que asuma estos hechos con honestidad y control.

Por otra parte, sorprende que el bus del equipo que transportó a los jugadores al clásico de anoche que ganó Santa Fe, se haya desplazado por el carril exclusivo de Transmilenio, como lo registra EL TIEMPO impreso en su edición de hoy 17 de julio de 2017.

Transgredir la norma de tránsito y la Ley no puede ser una constante en el equipo. Aunque dirá el Presidente César Pastrana, que la responsabilidad es individual del conductor del bus y que el Club no tiene nada que ver con ello.

La opinión pública requiere una explicación al respecto. Por ejemplo, saber si el bus contaba con permiso especial para transitar por el carril exclusivo y con cuáles argumentos se otorgó ese permiso, si existe.

Los hinchas reclamamos coherencia entre el espíritu deportivo del equipo y la vida cotidiana. Es cierto que la responsabilidad "como Directivos es el manejo empresarial de la institución y la consecución de logros deportivos", como dice el Comunicado de Santa Fe del 14 de julio / 17. Si esta es la responsabilidad asumida, que el Fair Play o Juego Limpio se deje ver también por fuera de la cancha.

Guillermo Camacho Cabrera
guillermo@papelysignos.com 

sábado, 15 de julio de 2017

Francisco

Imagen tomada de: Conferencia Episcopal de Colombia http://www.papafranciscoencolombia.co/

Es una verdadero honor para Colombia, los colombianos y para quienes habitamos en este país de América del Sur, que Su Santidad el Papa Francisco haya puesto sus ojos en nosotros para acompañar con su presencia nuestra vida y transcurrir.

El Papa viene a caminar. A invitarnos a dar el primer paso. A ayudar a reconociliarnos con el mundo, con nosotros mismos y con los otros. Viene a sembrar esperanza. Y fe. Y amor. Y solidaridad. Y confianza.

La visita del Papa a Colombia y su acompañarnos como pueblo nos regocija como católicos. También a personas de otras religiones porque su mensaje es macroecuménico. Es de justicia. De equidad.

El Papa Francisco viaja a pie. También en carro y en helicóptero. Y en avión. De pronto en tren y en barco. Pero siempre tendermos una imagen suya caminando. A pie. Peregrinando.

Porque caminar significa construir paso a paso el camino. Significa valerse por sí mismo (autonomía) en el desplazamiento y en la movilidad. Significa esperar a otros y viajar con todos. Siendo uno con el camino. Caminando.

Caminar es el símbolo de un pueblo que cree junto. Que va junto. Que vive junto. Caminar es el modo de transporte más sostenible que existe. Por encima de la bicicleta. Por encima del transporte público. Caminar, además, es signo de sencillez. Porque Francisco es Pastor. Y viene como Pastor. Y siente como Pastor. Y actúa como Pastor.

El Papa viene a Colombia fundamentalmente a predicar el Evangelio con el Santo Pueblo Fiel de Dios, que somos nosotros. Asi nos llama el Papa.

A la Iglesia, que somos nosotros, nos llama el Pueblo Fiel de Dios.



Hay que salir a ver al Papa en Bogotá el 6 y 7 de septiembre, en Villavicencio el 8, en Medellin el 9 y en Cartagena el 10 de septiembre. Y entrar en comunión con él y con su palabra.

Así sea.

Guillermo Camacho Cabrera
guillermo@papelysignos.com

martes, 4 de abril de 2017

Esperanza, solidaridad y comunicación

Bastaría un abrazo solidario para hacer sentir al otro que estás ahí. Y complementar la solidaridad con lo que el otro necesita además de tu abrazo.

Solidaridad es comunicación. Y comunicación es solidaridad.

Quien se comunica es solidario, hace empatía y se hermana con el otro. Diferente de quien es apático, indiferente y poco solidario.

Caer en el estereotipo no basta. Unas manos que se estrechan, un rostro que sonríe, unos brazos que abrazan, una voz que alienta, unos ojos que miran junto a unos oídos que verdaderamente oyen. Son actos de comunicación y de solidaridad.

¿Cómo enlazar a quienes requieren comunicarse? ¿Cómo hacerles entender que en la solidaridad está el sosiego, la paz, la tranquilidad, el crecimiento tanto personal como comunitario? ¿Empresarial y social?

Hay actos que parecen de comunicación y que no son de solidaridad. Tirar la basura en la calle. Ofender. Cruzar un semáforo en rojo. Son actos que comunican mucho de quien los realiza.

Estos actos no son de comunicación. Tampoco de comunicación social. Son más bien de comunicación anti-social.

Son más información que comunicación, la cual que implica ser solidarios.


Cuando otra persona nos conmueve, o una tragedia lo hace, afloran los sentimientos. Esa parte de ser persona, de ser ente y mente que sienten. Se asemeja a un amanecer. Con el sol acariciando la piel y con el viento leve abrazando con olor a día despuntando. Es la esperanza. La bella esperanza de que todo va a ser mejor o de que la felicidad perdurará.

La esperanza y la solidaridad van juntas. Así como la esperanza y la comunicación. Y las tres son una triada fantástica que nos llama a caminar: esperanza, solidaridad y comunicación.

Que tu vínculo con el mundo se extienda a todo lo que existe. A todo lo bueno que existe. Porque eres una buena persona.

El desafío también es lograr la solidaridad con uno mismo, comunicarse con uno mismo y, por supuesto, tener esperanza... en uno mismo y en el entorno.

Guillermo Camacho Cabrera
guillermo@papelysignos.com