viernes, 11 de junio de 2010

El Papa, las fachadas y la castración química para abusadores

Tres hechos marcaron la semana con relación al tema del abuso sexual infantil en el mundo. 

El primero, y tal vez de mayor relevancia por su impacto y trascendencia a nivel global, tiene que ver con el pronunciamiento el día de hoy por parte del Papa Benedicto XVI, quien pidió perdón públicamente a las víctimas de abuso sexual infantil en el planeta en el marco de la clausura del año sacerdotal, ante unos 15 mil sacerdotes en la Plaza de San Pedro en Roma.

Además de la petición de perdón, el Papa prometió hacer lo posible para que esos abusos "jamás vuelvan a ocurrir". Es la segunda vez este año que el Papa pide perdón desde Roma por los abusos sexuales de sus sacerdotes en el mundo. La primera fue en marzo de 2010 refiriéndose específicamente a los abusos en Irlanda, a través de una Carta pastoral.

El siguiente paso que uno esperaría de la Iglesia Católica es que revele a la opinión pública su Política de protección integral a los niños y las niñas en el mundo, la cual deberá hacerse real en parroquias, seminarios, conventos, colegios  y comunidades. Si aún no la tiene, debe diseñarla y ponerla en marcha.

La segunda noticia también fue publicada hoy en Colombia y tiene que ver con la captura, por parte de la Policía Internacional INTERPOL, del pediatra colombiano y miembro de la comunidad Scout, Guillermo Gallón, quien de acuerdo con la información publicada por el Diario El TIEMPO "era buscado en tres continentes acusado de ser el líder de una red de pornografía y abuso infantil". En casa de los padres del médico, INTERPOL incautó "un computador, 183 discos compactos y 183 discos de video que contenían millones de imagenes pornográficas así como ropa interior de las víctimas", entre otras pruebas.

La noticia es relevante porque así como la Iglesia Católica tiene dentro de sus miembros a sacerdotes abusadores, el gremio de la salud también cuenta con médicos abusadores de niños, quienes se ocultan detrás de la fachada construida cuidadosamente (este médico de Barranquilla también era Scout), para cometer el delito. Conozco personalmente el caso de un prestigioso ortopedista bogotano acusado de abusar sexualmente de sus dos hijas. He sido testigo de todos los artificios de los cuales se ha valido para, detrás de su fachada, resbalar (y no debería decirlo así), como serpiente a la acción de la justicia.

Bien por INTERPOL. La Policía Internacional debería entrenar a la policía local (especialmente a la Policía Judicial), en investigación y recolección de pruebas en casos de delitos sexuales cometidos contra niños y niñas, inlcuyendo el incesto.

La tercera información relevante también marca pautas y tendencias en el mundo. Está fechada en Polonia el 9 de junio de 2010 y habla de la aprobación que hizo el parlamento polaco a traves de sus cámaras Alta y Baja, a la castración química para pederastras, poniendo un hito en la legislación europea y mundial con relación al castigo del abuso sexual infantil. 

El mensaje que envían estos tres hechos a la opinión pública y a la cultura en el planeta es que cada vez más están proscritas las prácticas sexuales con niños y niñas, las cuales son anormales, son un delito y tienen sanciones severas.

Nadie tiene por qué arrogarse el derecho de hacer con el cuerpo y con la psiquis de los niños lo que quiera. DIGAMOS NO AL ABUSO SEXUAL INFANTIL. CREAMOS EN LA PALABRA DE LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS.

Guillermo Camacho Cabrera
guillermo@papelysignos.com

Imagen: Parlamento de Polonia, en Sitio Web de Radio Nederland