jueves, 2 de septiembre de 2010

La vida por la dignidad

¿Vale la pena morir por un pedazo de tierra? Los pocos o muchos dólares que cuesta un trozo de terreno para la agricultura no valen la vida de un hombre, o la de un pueblo. ¿Pensará lo mismo el pueblo palestino o el Estado de Israel? ¿Creerá lo mismo un Presidente, un Primer Ministro o un Dictador? ¿Un paramilitar o un guerrillero?

De lo que sí estoy seguro es que para un agricultor la tierra es su vida, la tierra es su todo y cuando alguien le quita la tierra al campesino le priva de su vida como sucedió con el agricultor Franklin Britto a quien el gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela le quitó (expropió es la palabra técnica), su tierra según informa la prensa internacional. Y quitándole la tierra nuestra hermana República Bolivariana privó al campesino de su vida.

Vagos esfuerzos hizo el gobierno de Venezuela para preservar la vida del campesino. Estaba preservando lo que ya no existía, así fuera recluyéndolo en un Hospital Militar como si fuera una broma, como si fuera una mala pasada. Que quien cultiva la tierra deba pender su vida de una institución armada.

Franklin Britto murió en una huelga de hambre esperando durante casi un lustro que el gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela le devolviera su tierra, le regresara la vida que se iba con cada segundo y cada día que pasaba sin ella. Es la vida por la dignidad. Por el no despojo. Por la búsqueda de lo que es justo, por la justicia.

Busqué una fotografía de Franklin Britto de pie en su huelga de hambre. No quise ilustrar este Blog con una fotografía del agricultor Britto acostado o postrado. Me pareció más digno con él y con su causa mostrarlo de pie como esta foto que publicó La Web de Noticias Centro de Venezuela el 5 de mayo de este año, donde mira por una ventana a la luz, al infinito, con esperanza. Qué hermosa fotografía y qué hermosa imagen la que queda en mi retina de un hombre digno que luchó por su vida y por su tierra hasta morir, como ella misma feneció aparentemente usurpada.

Hoy la Fiscalía de la hermana República Bolivariana de Venezuela investiga si el agricultor Britto fue inducido al suicidio, como lo difunde la Agencia EFE en una información para el mundo. Con esta investigación la pregunta es si el Estado venezolano se está haciendo el hara-kiri.

Guillermo Camacho Cabrera
guillermo@papelysignos.com