sábado, 21 de mayo de 2011

La mala salud de la salud en Colombia

Jamás se imaginó el gobierno colombiano, aparentemente, que la tan anunciada crisis del sector salud y que motivó una reforma que fue echada para atrás por la Corte Constitucional (ver marcha del 6 de febrero de 2010), tuviera sus raíces en un flagelo como el de la corrupción y que los miles de millones de pesos que decía el Gobierno que había de déficit, en realidad estuvieran en las cuentas bancarias de quienes se los robaban.

Para el ministro de la época, Diego Palacio, el problema estaba en los usuarios y sus constantes acciones de tutela, a quienes trasladaba la responsabilidad de generar los nuevos recursos que el sistema necesitaba, pero ya vimos con las informaciones de los últimos días que el hueco era generado por deficientes controles de los dineros públicos y por delincuentes de cuello blanco que estafaban al sistema y al Estado con sus mecanismos para conseguir dinero ilegalmente, pasando por encima de las necesidades de los pacientes y de la misma vida de quienes requerían medicamentos y ganaban acciones de tutela por su salud.

Tendrán las autoridades que determinar si a los delitos imputados a los sindicados por el desfalco a la salud se agregan faltas a la ética profesional, y hasta conductas punibles más graves, si se comprobara que hubo muertes por la negligencia expresada en la modalidad delincuencial de quienes han sido capturados y sus cómplices, porque hasta ahora ha habido solo cinco capturas. Pero deberán ser más.

Es una gran lección para los funcionarios públicos de alto nivel como el ex ministro de protección social Diego Palacio, que gastó más de 700 millones de pesos colombianos en estudios y consultorías para proponer la reforma a la salud que tumbó la Corte Constitucional en 2010.  

No siempre el pueblo tiene la culpa ni se puede delegar en este toda la responsabilidad de resarcir los errores de un sistema que no se controla a sí mismo y tiene ineficientes controles externos.

Nota: Papel y Signos celebra que en la pasada Primera Conferencia de Actualización Pediátrica organizada por la Asociación Latinoamericana de Pediatría ALAPE en Panamá en abril de 2011 se trabajara sobre el tema de la desnutrición y la obesidad infantiles, haciendo énfasis en la necesidad de alimentar a los niños y niñas con leche materna los seis primeros meses (180 días) de forma exclusiva, y de forma complementaria hasta los dos años de edad y más.

Guillermo Camacho Cabrera
guillermo@papelysignos.com

Foto: Guillermo Camacho Cabrera 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario