lunes, 20 de febrero de 2012

Un merecido homenaje

Alejandro "El Cacha" Arroyo.
Este 21 de febrero cumple 11 años de fundado un medio de comunicación muy especial. Se trata de El Amanecer Indupalmero, fundado el 21 de febrero de 2001 por Alejandro "El Cacha" Arroyo, desde la empresa Indupalma, al sur del departamento del Cesar, en Colombia, Sur América.

El Amanecer Indupalmero circula por correo electrónico para llegar a los computadores de sus suscriptores "todos los días", con un lema que hace que cualquier periódico de talla mundial palidezca: "sin confirmarlo, no lo digo". Y "el que no aparece por El Amanecer Indupalmero no es nadie, no existe o no ha venido a Plantación en Indupalma".

Con más de 2.600 ediciones encima, El Amanecer Indupalmero constituye el ejemplo tal vez más hermoso de comunicación institucional auténtica, transparente, libre de intereses corporativos más allá de fortalecer los procesos de comunicación interna en la empresa Indupalma para sus empleados, directivos y colaboradores. 

Indupalma es la más grande promotora de negocios e inversión en palma y caucho en Colombia, que ha facilitado que campesinos de las zonas aledañas a los cultivos sean propietarios de la tierra y de los sembrados y que generen proyectos productivos alrededor del esquema de Negocios Inclusivos y de las cooperativas de trabajo asociado.

El Amanecer Indupalmero llega diariamente de lunes a viernes antes de las 9:00 a.m. a más de 300 suscriptores entre los que se encuentran los directivos de Induplama, comenzando por su Gerente, Rubén Darío Lizarralde, hasta colaboradores y contratistas de la empresa que han estado prestando sus servicios en las instalaciones de la plantación ubicada en el municipio de San Alberto, municipio que se promociona como La Puerta de Oro del sur del departamento del Cesar, a unos 350 Km. de la capital, Valledupar.

El Amanecer Indupalmero cuenta con secciones fijas como Clima, que reporta el estado del tiempo; El chiste de mi pueblo, dedicada al humor; Cumpleaños, que destaca los cumpleaños de empleados y colaboradores de Indupalma en San Alberto y Bogotá; La frase del día, con una máxima que llama a la reflexión o a la acción; Dichos costeños, que como su nombre lo dice está dedicada a resaltar y guardar las costumbres y tradiciones de la Costa Atlántica colombiana a través de refranes, dichos o frases; La nota del momento, con noticias e información de interés general para la comunidad de Indupalma y noticias de lo que sucede en la plantación; Deportes, que registra los acontecmientos deportivos internos de la empresa.

Adicionalmente, Alejandro "El Cacha" Arroyo, se las ha arreglado para contar con quienes él llama sus Paparazzis, todo un equipo de corresponsales voluntarios y espontáneos que le envían, anónimamente, fotografías de las celebraciones, noticias, o aspectos a mejorar en las instalaciones de la plantación o en la convivencia (como el cuidado de las zonas comunes, o el mantenimiento de las señales de tránsito, por ejemplo)

El Amanecer Indupalmero es toda una estructura periodística soportada por una sola persona que cuenta con el aval y el apoyo de la gerencia de la empresa para el desarrollo de su labor.
Todo esto sería normal si no fuera porque Alenjadro "El Cacha" Arroyo no es comunicador social ni es periodista formado en academia:
"Mi idea no nació con el fin de hacer un medio informativo. Yo era trabajador del campo, de agronómico, y en ese entonces una vez me manifestaron tanto el director de Plantación que en paz descanse, Fernán Gomez, como la responsable de bienestar social Sonia Reyes, que por qué no me venía para las oficinas y comenzaba a hacer la programación de unos juegos deportivos para los trabajadores. 
 "Yo acepté, y al llegar pude ver muchas informaciones, en las carteleras, que se daban de los departamentos y áreas de la empresa para la comunidad interna y externa. Muchas de ellas no las alcanzaban a leer, porque había varias carteleras y la gente no es tan aficionada a mirar lo que se coloca en estos lugares.
"Yo tenía un amigo a quién le pasaba la información deportiva y él la guardaba en el computador y luego la poníamos en las carteleras. Yo no sabía nada de computador, y un día le dije que me colaborara y me ayudara a poner unas informaciones deportivas para que la gente estuviera enterada. 

"Vi que la gente la leyó y la atención fue buena; entonces un día le dije que además de la información deportiva, colocara los cumpleaños de la gente todos los días, y una frase del día. Él lo hacía y le colocaba "enviado por Alejandro 'Cacha' Arroyo". Esto  fue tomando fuerza y todas las mañanas yo miraba las carteleras y veía algo nuevo y lo hacía conocer por el correo de mi amigo. 

"Un día el gerente me dijo que era bueno lo que estaba haciendo y me felicitó. Y me comentó que se iba hacer un curso de computación para todos los trabajadores de la parte administrativa y socios de cooperativas, desde los que no sabían nada hasta los más avanzados. 

"Yo aproveché esa oportunidad y lo hice con la amiga Elsa Julia Mazo, del área de sistemas, quien fue la que nos dio esa capacitación. Ella todavía trabaja con Indupalma. Después de este curso, yo pude sentarme en el computador del amigo y escribir mi propio correo y enviarlo al pequeño grupo que ya se habían inscrito para recibirlo. 

"Esto fue tan novedoso que yo quise ponerle un nombre y cuando le pregunte a las personas, nadie fue capaz de darme uno que se adecuara a lo que yo quería hacer. Entonces, yo mismo me lo inventé: Amanecer porque yo lo hacía en las mañanas e Indupalmero por que así se le dice a las gentes que trabajan en Indupalma. De aquí nació el nombre".
La cohesión que ha logrado Alejandro "El Cacha" Arroyo entre la comunidad de Induplama alrededor de la información que genera es sencillamente impresionante; quien llega a las instalaciones de la plantación necesariamente debe pasar por la oficina de "Cacha" para la respectiva fotografía y el registro de la visita; con ello toda la comunidad de la organización se entera de quién y por qué está de visita, le saludan, le atienden, le conocen. Y, por supuesto, quien llega, se siente V.I.P.

Y las noticias circulan, generan comunicación y comunidad. 

En cada edición de El Amanecer Indupalmero es evidente todo el amor que "Cacha" pone a la escritura y a la filigrana del informativo. 
"La mejor satisfacción que tengo es que muchas personas, incluyendo el Gerente, me han ayudado y colaborado para que hoy lo siga escribiendo, además de la aceptación de las personas que cada día me lo solicitan. Adicionalmente, me he hecho a conocer con personas que nunca pensé que por El Amanecer Indupalmero fueran hoy amigos mios y que por encima de algunas personas que han tratado de criticarlo y de acabar esta labor, ellos me lo defienden y cada día lo hacen más fuerte".
Le dije a Alejandro, en un par de ocasiones, que su experiencia de comunicación es sui géneris, única y muy válida. Que es una experiencia maravillosa, lindísima, hermosa, que vale la pena de ser compartida en la academia, conversando con los estudiantes de las facultades de comunicación social, con los estudiantes de los posgrados de comunicación institucional. Tendríamos mucho que aprender los comunicadores sociales y periodistas de este hombre, que fundó un medio de comunicación con el apoyo de la empresa a la cual pertenece y con muchas ganas. Es una experiencia para concurso.

Les cuento, por último, que el secreto de Alejandro ya lo adiviné: ser auténtico.

FELIZ CUMPLEAÑOS, "CACHA"
FELIZ CUMPLEAÑOS PARA EL AMANECER INDUPALMERO.

Gracias Alejandro Arroyo por construir comunidad y por hacer comunicación.

Guillermo Camacho Cabrera

Nota. Así se describe a sí mismo Alejandro "El Cacha" Arroyo:
"Yo soy de un municipio del Cesar llamado La Gloria. Mi familia es pobre y mis padres nunca pudieron ir al colegio por falta de recursos. Soy el mayor de 6 hermanos. Mi pasión es el deporte y divertirme en mis ratos libres con mis amigos y familiares. Fui jugador de fútbol y estuve en dos selecciones de mi departamento del Cesar en los años 1974 y 1975. Llegue a Indupalma por una invitación a jugar a jugar un partido de fútbol a favor del equipo de Oficinas en el año 1976. Y me quedé".