sábado, 13 de agosto de 2016

Todos te amábamos, Jaime

Portada del pimer libro escrito por
Marisol Garzón Forero en memoria de Jaime
Todos te amábamos, Jaime;
todos, excepto unos pocos
quienes, armados, amaban más
la muerte que la vida.

Estaban ellos, los que
te mataron, Jaime,
armados de poder,
de injusticia, de delito,
de blasfema. Porque matar
al prójimo es blasfemar.

Sus armas, que tú combatiste
con humor, intelecto y la
fuerza de la tv, mataron
tu cuerpo, tus pensamientos futuros y tu presencia.

Tu inolvidable presencia. Porque
la esencia, lo más fundamental de
tu pensamiento, no lo mataron.

Eso no se muere. No se mata. No se
acaba. Ni con un tiro de pistola,
ni con dos, ni con tres.